Momentos

¿Un pan bajo el brazo?

Pues no, Elea no llegó con un pan bajo el brazo. Dos fueron los cuentos que regaló a su papá al ratito de conocerlo, P de papá de Isabel Martins y Bernardo Carvalho de la editorial Kalandraka, y Compota de manzana de Klaas Verplancke de ediciones Ekaré. Este último aún no lo hemos visto juntas, pero P de papá nos encanta a las dos, se lo enseñé a Elea cuando tenía 9 meses. Hablaré de él en otro post.

Uno de los primeros regalos que recibió para celebrar su bienvenida fue un paquete de libros de mis compañeros de la biblioteca, a pesar de que alguno de ellos pensaba que no era un detalle para bebés, dieron en el clavo. La selección que hicieron fue estupenda, contando con algunos clásicos como El pollo Pepe, Luna de Antonio Rubio, Elmer y otros no tan conocidos como Cuando nace un monstruoMama y yo un libro de tela de la editorial Combel, el responsable de que mi hija se convirtiera en una devoradora de cuentos.

¡El primer paso lo habíamos dado! Cuentos por casa, ahora tocaba ponerse manos a la obra…

 

Anuncios

2 comentarios en “¿Un pan bajo el brazo?”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.